Más de 3500 pibes asesinados con el gatillo fácil y la tortura desde 1983. Walter Bulacio es uno de ellos.