Somos diferentes pero jamás desiguales.