1º de mayo 2005: jornada de lucha unitaria de la clase trabajadora en todo el mundo.