Porque a usted le preocupa la suerte de Colombia...