Bicentenario: Nada que festejar 200 años de resistencia al estado genocida.