Detengamos la voracidad de los especuladores financieros. Súmate a la tasa Tobin.