Bolivia: país limosnero o un buen negocio? Manifiesto a los organismos financiadores.