La crisis ambiental contamina también el tejido social.