Abogades en cooperativa y su doble moral. Ernesto Zas Pérez defiende a violadores.