Juana Inés Rosas Claure fue brutalmente asesinada, violada y estrangulada por su ex-pareja. Su cuerpo fue lavado después de morir. Este crímen quedó impune.