La mayoría neoliberal en el parlamento provoca al pueblo boliviano y pretende ceder al chantaje regionalista.