El Estado Plurinacional protege los derechos de las mujeres bolivianas.