Martí y los norteamericanos en su propia palabra: pensamiento, sentimiento, vinculación y devoción por los Estados Unidos.