¡Basta que los ricos se hagan más ricos!