Cuando la sociedad le impide...