Ni ajuste, ni represión. La devaluación es un ataque al salario.

Similar Items