El proceso de cambio no se detiene.