Los niños y las niñas no somos juguetes de nadie. Podemos decir no y basta cuando algo no nos gusta. No!