Los servicios son derechos, no un negocio.